3.9.08


y de repente parace que estás,y de repente parece que estoy...y tengo ganas de saltar...
y lo siento tan real que parece que me siento enloquecer...
miro...estás
miro...no estás
miro...estás
miro...no estás
la bestia espera, mustia... a verla pasar
y cuando la vea... ay! cuando la vea!
se avalanzará sobre ella
su hambre es voraz y su carne, exquisito manjar
¿fumará de mi fuego? ¿se bañará en mi alma?
esto no es un juego
y no hay más que una dama y no hay más que un caballero
esta mañana voy de puntillas con el corazón en un puño
deshojando margaritas
un si,
un no,
un si,
un no...
¿sonaran las campanas?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A veces logramos ver la belleza
en las cosas sencillas,
disfrutar de pequeños placeres:

un paseo por orilla del mar en otoño,
un café con un alma afín,
una caricia a la luz de la luna....

Infinito Jordi dijo...

Soy yo, vecina de trabajo y aún no te he visto... o sÍ? Jajajaaja... a ver si me enlazas el nuevo blog y quitas infinito yo, ese gañan sequedó dormido. Más jejeje...

A ver si xarlamos.Muaka

Duende Nocturno dijo...

Hermanitaaaa!! no se si quieres que suenen las campanas, la pregunta sin respuesta, la respuesta sin pregunta.... Mucho ánimo, que nosotras podemos con todo, pues nos tenemos a nosotras. Un beso enorme Te quiero muchooooo

ESTRELLA DE FUEGO dijo...

Ojalá suenen las campanas... ojalá...