17.7.08

...algo más...

Silencio...hasta el viento se ha dormido esta noche.No hay cantos...sólo un alma despierta en alerta,por si se escapa un suspiro,por si se escapa un secreto...


Ángeles o maldad...corre mi pequeña,corre,¡deprisa!,si llegas antes de que caiga la noche podrás ser libre ¡corre!.No te preocupes por mí,mi alma ya hace tiempo que vuela,no necesita ver el mar.Lloraré por tí cuando te asalte la tristeza para hacerte más pequeñito el dolor.No me mires así,¡sonríe! (le acarició la mejilla,le apartó el pelo de la cara y le dió el beso más dulce que jamás se ha dado)
No mires hacia atrás,sigue la senda que hay entre los árboles,no te entretengas con nada y corre!.Si tropiezas,¡levántate!.Las heridas quizás sangren pero cuando llegues allí...todo carecerá de importancia.Tus ojos verán un nuevo mundo.Cuéntamelo cada noche,todo lo que has visto,que yo te estaré escuchando desde aquella estrella ¿la ves?.
Si te asalta el bandido,ya aprendiste a ponerte tu armadura que protege tu alma.Soñabas cuando apenas tenías 3 años y aprendiste a aislar de tu mente ese dolor físico.Aprendiste a volar y por eso tus ojos conservan ese brillo hoy y por eso llegarás,lo sé,eres fuerte.

-- ¿y tú?¿por qué no vienes? --

Yo ya no tengo fuerza para correr tan deprisa,mi corazón ya es frágil y no resistiría...¡corre!¡vete ya!no puedo seguir haciendo que pierdas tu tiempo...¡corre mi dulce niña!Nos volveremos a ver y lo sabes.
Y la niña echó a correr sin mirar atrás,siguiendo al pie de la letra todo lo que la había dicho.Lloraba pero no podía parar,aunque tropezó con los arbustos y cayó más de una vez,no se detuvo.
"llegaré y veré elnuevo mundo.Y seré libre". El sol caía,las heridas de la pequeña no dejaban de sangrar,iba perdiendo fuerza...de repente...vió esa luz...¡el final!
"¡corre!¡corre!¡corre!¡deprisa!"



-------------------------------------------------------------------------------



¿pero tú sabes cuánto te quiero?
¿tú eres consciente de lo que sufro?
Me retuerzo en mi jaula
¿locura?
Bailo con las sombras
¡baila!
No quiero dormir
¿dónde estás?

3 comentarios:

victor dijo...

No hay nada de romantico en el transcurso de una batalla. La batalla sólo es acción¡. No hay nada más, sino viejas maniobras aprendidas en otras contiendas, reflejos instintivos, supervivencia, deseo, pasión, egocentrismo. Y así debe ser. No hay tiempo para más, es dificil concentrarse, hacer hablar al corazón cuando se está ante un cuerpo desnudo, y más cuando ese cuerpo desnudo, desprotegido de todo signo de distinción social sólo te pide una cosa. Entrega.

No hay razón para más, la fuerza del latido del corazón ahogan nuestros pensamientos racionales y emocionales, sólo hay lugar para los instintos.
Mejor así, de otra forma nos quedaríamos petrificados, muertos de miedo por la repercusión de cada uno de nuestros actos.

El sólo pensar que la otra persona se encuentra ahí dispuesta a entregarse a tí, a compartir su piel contigo, a olvidarse del mundo en pos de un único obejetivo: crear una ópera prima que haga de ese momento algo inolvidable para los dos, me aterra. Por eso los momentos de la reflexión deben quedar para después de la contienda, cuando ambos recapitulamos y nos disfrutamos sólo con miradas y caricias de complicidad.

Anónimo dijo...

escueto, libre, muy bello..., me hace danzar y compartir tu locura

bógarty

ESTRELLA DE FUEGO dijo...

Hola querida amiga elemental, caí por causalidad en tu precioso blog, y me encantó, compartimos muchas bellezas, tantas... yo creo que hasta algo más... te invito a que pases por mi casa, la tuya me llevó a un recuerdo de un Amor, profundo, de un amor que no olvido, gracias por tú colaboración al mundo de los blogs. Un hada agradecida, un abrazo sincero.