14.8.06

Amaneciendo

Soñemos con lo que más deseamos para poder tocarlo con los dedos al menos una vez cuando cerremos los ojos...Y vuelve a salir el sol bañando el horizonte con esos colores cálidos... abro los ojos, lleno mis pulmones y me alegro por poder seguir caminando. Son los pequeños detalles, las pequeñas cosas lo que hacen que cada día sea especial, que tu vida sea distinta... ¿A qué huele esa hierba? Seguro que como huele hoy no olerá más días...

2 comentarios:

Infinito yo dijo...

Algún día volveré a olerla...

Anónimo dijo...

sintamos a luz del astro
gritemos la ira y el tormento
en silencio,
-si se desea-

pero,
con ojos abiertos,
plenos de aire,

respiremos
el aire de la mañana
que llegó sin remedio,
hagámonos a la mar
el viaje nos espera...

quebrantando la voluntad

bógarty